Noticias y Agenda

Noticias

Cuatro empresas de transporte de carga están en proceso de certificación de la norma 50.001

  • Fecha de publicación: 03 de Marzo de 2014
  • Área: Transporte
(Imagen: El Mercurio)

(Ediciones Especiales de El Mercurio, jueves 27 de febrero de 2014)

La iniciativa, impulsada por la AChEE, permitirá que Chile sea el primer país en Latinoamérica que tiene en proceso de certificación en esta norma internacional a empresas que están relacionadas con el mundo del transporte.

Un balance muy positivo del "Programa de Eficiencia Energética en Transporte de Carga" hace la Agencia Chilena de Eficiencia Energética (AChEE). Y es que a tres años de haber partido con esta iniciativa, hoy cuatro empresas del sector transporte están en proceso de certificarse en la norma internacional 50.001.

William Phillips, director ejecutivo de la AChEE, destaca que Chile es el primer país en Latinoamérica que tiene en proceso de certificación en esta norma internacional -cuyo objetivo es certificar la mejora del desempeño energético en sus instalaciones y procesos de forma continuada- a empresas chilenas que están relacionadas con el mundo de transporte. "Para la AChEE es muy importante que las empresas de transporte de carga, sin importar su tamaño, comiencen a introducir la eficiencia energética en su operación, ya que con esto se logra que se reduzca la intensidad de la demanda de energía en el país, pero también las empresas pueden aumentar su margen operacional".

Cabe señalar que este programa tiene como objetivo instalar el concepto de eficiencia energética como tema central en la gestión empresarial de las compañías de transporte de carga por carretera. "Más específicamente consiste en realizar un acompañamiento en la instalación de sistemas de gestión de la energía, a través del diseño y seguimiento de planes de implementación de medidas de eficiencia energética".

Productividad y rentabilidad

Se calcula que en Chile el consumo de petróleo y de bencina representa un tercio de la demanda agregada de energía y, dentro de ello, el transporte terrestre representa más del 80% de ese consumo. Además, la incorporación de herramientas de gestión en eficiencia energética en el transporte de carga a nivel nacional tiene un potencial de ahorro de aproximadamente del 5% en consumo de combustible al año.

Al respecto, Phillips indica que la agencia ha realizado diversas iniciativas como la conducción eficiente, el uso de dispositivos aerodinámicos, además de reuniones con las asociaciones de camiones para buscar la manera que ellos mismos aumenten su productividad. "El tema de ser más eficientes en el uso de combustibles va en directa relación con una mejora en la productividad y una mejora en la rentabilidad".

Y agrega: "Afortunadamente este gremio ha entendido y ha asumido bien el tema. De hecho, estamos fomentado que se certifiquen bajo la norma ISO 50.001, y ya tenemos cuatro empresas del sector del transporte que están en el proceso de certificación. Sin duda, el trabajo que empezamos a hacer hace tres años está empezando a dar resultados".

Trabajo conjunto

Para lograr lo anterior, se laboró en conjunto en el diseño de un plan de trabajo con las empresas que recién se integraron al proyecto durante el año 2013, y un plan de implementación y medición de las medidas definidas con las empresas que participaron en el programa el año 2012. Hasta el momento son 16 transportistas grandes, que tienen entre 50 a mil camiones, que están trabajando con la AChEE. "Los empresarios transportistas se dieron cuenta que había un espacio y que tenían que actuar, porque si son más productivos pueden ser también más competitivos. Ello los motivó a incorporarse y a sumarse a este desafío que nosotros hemos venido instalando en el país. Además se dieron cuenta de que sin hacer grandes inversiones, solo con pequeños cambios en la dinámica cotidiana, podrían obtener importantes resultados".

Finalmente, destaca la convocatoria e interés de las empresas por participar, ya que en la actual versión del proyecto hay diversos tipos de empresa, desde algunas que no conocen nada de eficiencia energética y es su primer esfuerzo en este sentido, hasta grandes empresas trabajando en certificarse ISO 50.001 y la idea es que los líderes en la industria le vayan pavimentando el camino a las empresas más pequeñas y así profesionalizar y eficientar la industria.