Inversiones FOGAEE

Inversiones FOGAEE

II. Las inversiones que el FOGAEE garantiza incluyen, las siguientes:

1) Inversiones en EE que mejoren los procesos industriales, tales como:

  • Compra de equipos, máquinas y herramientas.
  • Asistencia técnica y asesoramiento para la instalación de los equipos adquiridos.
  • Capacitación de personal para el correcto uso de los equipos y las nuevas tecnologías.
  • Transporte y apoyo logístico.

2) Rehabilitación de edificios industriales. La rehabilitación debe ser dirigida hacia la mejora de EE, incluyendo a:

  • Modernización de subestaciones intercambiadoras de calor.
  • Mejoramiento de la envolvente térmica, incluyendo la instalación de puertas y ventanas nuevas con aislamiento térmico, techos y sistemas de aislamiento de muros y paredes.
  • Mejoras en sistemas de ventilación y climatización, tales como los controles personalizados y sistemas de control centralizado para la gestión energética, etc.
  • Mejoras en los sistemas de iluminación interior y exterior, tales como reequipamiento de luminarias existentes y reemplazos a equivalentes de alta eficiencia, además de sistemas de control automático (es decir, sensores de movimiento, fotoceldas o temporizadores).

3) Mejoras a fuentes de generación de calor y sistemas de distribución, incluyendo:

  • Calderas y quemadores nuevos de alta eficiencia.
  • Sistemas automáticos de control de calderas.
  • Mejoras substanciales conducidas a la modernización de las calderas existentes para su eficiencia.
  • Dispositivos de recuperación de calor de calderas.
  • Intercambiadores de calor nuevos o renovación substancial de los existentes.
  • Válvulas principales y grifos de vapor nuevos o renovación substancial de los existentes.
  • Tuberías de distribución o radiadores nuevos.
  • Equipos de medición nuevos.
  • Válvulas termostáticas de radiadores.
  • Aislamiento de tuberías en las redes.
  • Pequeños sistemas de cogeneración.
  • Bombas de calor de combustibles fósiles de alta eficiencia o con motor eléctrico.

4) Otras aplicaciones de uso final de energía, incluyendo a:

  • Sistemas de control de gestión energética.
  • Compresores de aire.
  • Cambio de uso de combustible, excluyendo a los recursos energéticos renovables, salvo en aquellos casos en que se presente un estudio previo que indique que es la única solución de medida de mejora de eficiencia energética.